miércoles, 26 de octubre de 2011

Hay días buenos, y otros no tanto. Cuando menos te lo esperas, algo el destino te hes cruel y no hay explicaciones. Hay cosas que empiezan, hay cosas que acaban, dicen que el "para siempre" no existe, que lo eterno tampoco. Yo solo sé lo que sé, y lo que sé es que lo que no te mata, te hace más fuerte, y que hoy tal vez mi rostro empezó con una sonrisa, pero terminó en lágrimas. Sé que nada es fácil y menos el tener que renunciar a algo. Sé que el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional. Sé que a pesar de todo voy a levantarme, tal vez hoy no pero sé que lo haré. Sé que hoy no es mi mejor día pero podrá serlo después. Hay momentos para todo, y cuando algo no está en tus manos hay que aprender a aceptar lo que venga. La vida no siempre es justa, pero vale la pena, siempre.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario