domingo, 23 de octubre de 2011

Me ilusiono, me enamoro y me ciego sin parar, entrego el corazón y no paro de luchar... Demasiadas veces me fallaron sin más y la chica que fui, dejo de existir ya, quizás ya no entrego el corazón, ni por nadie me ciego más, quizás no me valoro y no me dejo de juzgar, pero lo que si sé, es que la esperanza no se va a marchar, que el deseo de luchar jamás desaparecerá y aun que quizás no me valore demasiado y me juzgue sin parar, NADIE me volverá a hacer llorar.





Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario